Inicio Social 2020, una lanzadera de RSE en mitad de la crisis

2020, una lanzadera de RSE en mitad de la crisis

Se cierra el 2020, un año en el que muchos balances empresariales no son los que se esperaban en enero, si bien hay un departamento que ha dado un paso de gigante: la Responsabilidad Social Empresarial.

Las circunstancias impulsaron al desarrollo de numerosas políticas que se encontraban aparcadas desde hacía tiempo esperando un momento mejor. De este modo muchas empresas desarrollaron teletrabajo como opción de conciliar el confinamiento la vida laboral y la personal. Al mismo tiempo los cursos de formación y reciclaje multiplicaron sus cifras y se redujo la movilidad (de forma necesaria e imprescindible), mostrando que muchos trabajadores que podían reducir el tiempo y consumo energético empleado en desplazarse desde sus residencias a los puestos de trabajo.

Papel estratégico de la RSE
De todo esto trataron las primeras dos webinars de las seis organizadas por RSE Innolab Galega y el proyecto GEMCAT, con la colaboración de la Xunta de Galicia. Eventos que bajo el nombre de «El papel estratégico de la RSE en tiempos de covid19» acercaron la importancia de este apartado empresarial en la crisis sanitaria, que obligo a modificar el modelo de negocio y los modos de trabajo dando más protagonismo a la sostenibilidad y responsabilidad social.

El ciclo centrado en pymes transfronterizas Galicia- Portugal, aplicable a todos los negocios, da a conocer las principales ventajas de la RSE para reorientar el modelo de negocio en tiempos de covid19. En estos encuentros se dan pautas teóricas con orientación práctica mostrando casos prácticos con modelos reales, en los que se parte de los pilares básicos de las empresas: empleado, clientes, imagen y competencia.

Las dos primeras webinars contaron con la intervención de la directora general de Relaciones Institucionales de la Consellería de Emprego e Igualdade de la Xunta de Galicia, Elena Mancha que en el primer día destacó: «El fomento de la RSE es una de las líneas estratégicas en las que la Xunta trabaja con el objetivo de crear empleo de calidad». Para lograr este objetivo destacó que la administración autonómica gallega cuenta con un programa propio de ayudas para implantar la RSE, la igualdad laboral o la conciliación laboral en las pymes y que apoya la obtención de certificaciones en la materia, así como las buenas prácticas, por medio de los premios RSE-Galicia.

En el segundo encuentro centrado en la importancia de la gestión de la RSE y su comunicación, Mancha indicó que “la resiliencia y la competitividad de las pymes pueden encontrar oportunidades tanto en la sostenibilidad como e la Responsabilidad Social Corporativa”, y que estas estan alentadas desde la UE, que «aboga porque la recuperación se acompañe de una transición digital y sostenible”.

En términos de mercado, la directora general apunto que estas oportunidades pasan por: crear puestos de trabajo de calidad, fortalecer las ventajas competitivas y reducir los potenciales riesgos tanto legales como de reputación que supone no adaptar los modelos de negocio a la nueva realidad.

En esta webinar participaron las comunicadoras Fuencisla Cid y Arancha Estévez; y los empresarios y emprendedores Óscar Vales y Violeta Bouzada, que compartieron la necesidad de apostar por nuevas formas de negocio en los que la RSE es imprescindible. Asimismo destacaron la importancia de apoyar la formación, sostenibilidad, igualdad, calidad, buen gobierno o gestión, y trabajos colaborativos donde prime la eficiencia para lograr mantener la cadena de valores en la empresa. Del mismo modo expresaron la necesidad de comunicar las acciones que se desarrollan en torno a todos estas áreas.

Cambios para 2021
Estos encuentros continuaran en enero de 2021 tratando la creciente importancia de desarrollar la RSE para las empresas, a través de acciones o departamentos independientes. En estas áreas las acciones están ligadas al conocimiento y aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, de los que los informes delatan que al contrario que la RSE han bajado a los últimos puestos de preocupaciones ya que según el informe de Naciones Unidas perdieron peso y se incumplieron mayoritariamente con un notable incremento de la pobreza y las desigualdades.

Unas cifras que tienen uno de los motores de cambio a través de la aplicación de la Responsabilidad Social de las empresas a través de la implicación de las mismas y el buen gobierno para su correcto desarrollo.

Lo más leído