Inicio Social El análisis alimentario a examen tras la detección de trazas de la...

El análisis alimentario a examen tras la detección de trazas de la covid19 en productos cárnicos recepcionados en China

La incidencia de la crisis derivada por la covid19 se ve reflejada en todos los aspectos vitales y sociales, entre lo que destaca la importancia del control alimentario.

Los últimos estudios publicados reflejan que en China se han detectado trazas de coronavirus en los envases de carne de vacuno y despojos procedentes de Brasil, Nueva Zelanda, Bollivia y también carne de cerdo de Argentina. No se ha detectado incidencia de casos covid19 derivados de estos alimentos, pero se trata de un nuevo recordatorio de la importancia del control alimentario.

Un control en el que las empresas españolas trabajan a diario y en algunas de ellas con la maquinaria más moderna y precisa del mercado, como ocurre con laboratorio Laber, cuyos profesionales trabajan con el sistema Waters UPLC-Q-ToF-MS, que proporciona resultados analíticos tanto cualitativos como cuantitativos altamente precisos y exactos en una amplia gama de compuestos. Se trata de un equipamiento permite obtener un mayor número de indicadores de compuestos que los sistemas analíticos tradicionales. Esto implica una mejora sustancial del servicio para los clientes que, de este modo, cuentan con más referencias y seguridad en el proceso de toma de decisiones.

Dichos estudios se pueden aplicar a la industria alimentaria, medioambiental y sanitaria a través de, por ejemplo, la identificación de compuestos. De este modo se da respuesta a las, cada vez mayores, exigencias de control analítico.

Respuesta de detección y cuantificación

En este sentido el innovador equipo da respuesta a la detección y cuantificación de compuestos de interés a los niveles más bajos que, con frecuencia, tienen interferencias procedentes de una matriz compleja, ante la diversidad de los  componentes.

Según nos explica uno de los responsables del uso de esta instrumentación y del mismo responsable en el laboratorio Laber, Daniel Garcia: » Aunque por este equipo no se puede analizar el propio virus de la covid19, técnicamente va en la línea de equipos instrumentales ultra-sensibles de última generación, que permite llegar a detectar compuestos peligrosos en cantidades cada vez más pequeñas, lo que mejora nuestra seguridad alimentaria y sanitaria».

Así pues la calidad de los productos que se trasladan a los mercados y mesas de los consumidores suman calidad si superan una serie de pruebas que garantizan la máxima calidad posible.  «Es un equipo muy fiable que utiliza los llamados métodos mono-dimensionales o bidimensionales de identificación de compuestos, nuestro equipo tiene la capacidad de hacer análisis de identificación multi-variable para un mismo compuesto, lo que le otorga una gran ventaja en términos de fiabilidad frente al resto», asegura García, que recuerda que gracias a la UPLC-Q-ToF-MS el público en general y sus clientes en concreto tienen acceso a los resultado proporcionados por un equipo que permite » recuperar los datos del primer análisis y buscar el segundo pesticida, dándole al cliente un dato estimativo de la presencia de ese compuesto en su muestra».

La suma de acciones de control higiénico y sanitario, el incremento de medidas y la mejora de los sistema son los aspectos que la Covid19 esta dejando en gran parte de la sociedad y por lo tanto en gran medida y con mayor importancia en la industria alimentaria.

Una situación excepcional que ha dejado mayores controles que se asentarán dentro del sistema alimentario y analítico y cuya repercusión en la calidad alimentaria, sanitaria y social puede instaurarse definitivamente entre la población.

Lo más leído